«

»

Mar 31

(Vídeo) ¡La viuda de Guardia Nacional asesinado implora a las Fuerzas Armadas que apoyen a los estudiantes!

La Señora Carmen Yorlet, viuda del Sargento de la Guardia Nacional Miguel Antonio Parra fallecido en Mérida el pasado 24 de marzo, realizó un emotivo llamado a los miembros de las fuerzas armadas en entrevista realizada por Juan Carlos Aguirre en el programa La Tarde del canal NTN24:

“Mis palabras son para la Tropa, no dejen a su familia sola. No vale la pena estar apoyando a un gobierno que no nos quiere. Porqué si ellos nos quisieran hubiese abundancia, hubiese satisfacción, hubiesen medicamentos a la mano, pero no hay nada. Nosotros no tenemos nada, estamos amarrados de pies y manos… Y cómo me decía mi esposo… él me lo decía, si no hay un apoyo militar seguiremos años y años en esta guerra. Eso si me lo decía y lo estoy diciendo hoy porqué él no está, porqué el era una persona que era apolítico… él no opinaba por su condición militar, pero él fue un gran militar y los honores que le hicieron no lo revivieron, porqué una medalla post-mortem y un reconocimiento que le dieron jamás lo va a revivir, pero ojalá que su muerte no sea en vano y salgamos de esta esclavitud que tenemos, de esta opresión donde nos quieren humillar…”

“Guardia Nacional Bolivariana, únanse, únanse, no crean solamente en su Alto Mando militar, porqué su Alto Mando militar lo está mandando a la calle a que los acribillen. ¡Únanse! Ustedes son más. ¡Defiéndannos por favor! Nosotros no tenemos quien nos defienda, se le ha hablado a la ONU a todos los países y nadie nos ayuda, los únicos que pueden son ustedes, la Tropa, los Tenientes, los Capitanes y podría decir que hasta los Mayores. ¡Únanse por favor! Estamos sólos, tenemos a un Presidente que es un ignorante y unos dirigentes que tienen millones y millones de dólares en todos los países y dicen que ellos ayudan a los pobres. ¿Pobres? ¿Cuales pobres? si nos están hundiendo haciéndonos cada día más pobres…”

“Espero que nos ayuden por favor, estamos solos, ayúdennos. Ustedes son los únicos que nos pueden ayudar, porqué los muchachos sólo están con consignas, participando, con velitas pidiéndole al Espíritu Santo, pero una guerra no se gana así. ¡Por favor militares ayúdennos! Y yo sé que hay unos oficiales de alto rango que nos quisieran ayudar, son los únicos que nos pueden ayudar…”